pintura_al-aire_libre_3_las_rotasLuminoso, lumínico, impresionista.

Como conocedor de la luz sigue fiel a sus principios impresionistas de la mejor época francesa, incorporando a sus buenos lienzos la mediterraneidad valenciana.

Es un pintor que estudia la luz, sus evoluciones, cómo inciden los rayos y sus efectos, y cómo hay que representar las personas y los objetos, cómo los campos y las calles y los rincones pintorescos.

Giner Godella es luminoso porque irradia luz; lumínico porque la sabe acoger e impresionista porque pinta la realidad viva.

No solamente se recrea en temas valencianos, marinas de Moraira, Denia, Jávea…..resúmenes de sol, de luz, de cielos y de mares en armónica conjunción. También en tierras propias, huertas, jardines o rincones abiertos a la belleza.

Sino que también sale de España, llega a Italia (Venecia) y “retrata” sus calles y sus canales con atmósferas románticas y edificios ancestrales en perfecta comunión.

 

Lorenzo Berenguer / DIMENS ART

 

Giner Godella dice bién a las claras su procedencia levantina.Su pintura está cimentada en la luz,en el empleo de esa luminosidad de su tierra,que utiliza como arma expresiva en la mayoria de sus obras.Giner Godella emplea una gama amplia en cuanto al cromatismo,que la alimenta con una gran cantidad de materia bien distribuida a lo largo de la tela.

Pero creo que el rasgo que mas sobresale en el artista es la personalidad,la reciedumbre en el acento,que dota a cada cuadro unos rasgos propios,con gran temperamento.

 

C.B. / Vizcaya

 

 

Tocando todos los temas de la pintura desde el paisaje hasta lo que solemos llamar bodegón, pasando por esa suprema serie de dificultades que son el desnudo femenino y el retrato,Giner Godella da un pulso explicito del buen quehacer,cursivo,sencillo,facil y natural,con elegancia y,sobre todo,con una gran personalidad.

 

Carlos Sentis / Valencia

 

 

Domina el óleo de manera sorprendente tanto en el color como en la textura, y con la base de un excelente dibujo van apareciendo: paisajes que tienen esa clara intimidad de los impresionistas al principio de siglo. Marinas, sobrias, medidas, sin la espectacularidad que en ocasiones se le da a este tema, no necesita fáciles recursos para plsmar el mar, le basta ajustar la paleta, hacer más sensible si cabe, la pincelada para sorprendernos. Y las figuras, con un halo de misterio en ocasiones pero radiantes de luz (levantino al fin y al cabo), que son un canto a la alegría de vivir.

 

A.M.C. / Revista “Artes Plásticas”

 

Es una pintura jubilosa, lúdica, luminosa al mismo tiempo, bien cromatizada, sugestiva y atrayente, con retoques impresionistas y factura dúctil, en la que la luz lo determina todo y conduce el pincel sobre el soporte.

Y además, Giner Godella, aporta la figura. Son chavales, adolescentes, niños que se sumergen en mar, que adquieren y dibujan poses diversas mostrando sus carnaciones cargadas de sol, enrojecidas por el sol. Recrea, además (y como hiciera Joaquín Sorolla) marinas de Moraira, de Javea y de Denia, recordándonos, con su expresividad una armonía tonal pletórica de atmósfera y aire, de vida.

Es por eso (en uno y otro escenario) un pintor de lo mediterráneo, y por ello, un pintor lumínico y vivo, captador de la realidad acogedora y palpitante.

 

Adrian Espi / Alcoy Magazine